Introduce un término para la búsqueda

post

Las pinturas rupestres de Minateda en Hellín

Las pinturas rupestres de Minateda en Hellín

Mayo de 1914 supuso una fecha histórica para el estudio del Arte Rupestre en España. Se descubren las pinturas rupestres de Minateda en Hellín (Albacete) y a partir de aquí comienza una historia que llega hasta nuestros días.

Es una historia llena de acontecimientos, de sorpresas y altibajos, es, también, la historia de un olvido, de un abandono, hasta que estas pinturas se convierten casi en invisibles. Rastrear su historia por las noticias de prensa es asistir a una historia de decadencia y degradación. Y esta situación debía revertirse.

Por todo ello desde el Ayuntamiento de Hellín se planteó un programa de recuperación y valorización de las pinturas, contando con el concurso de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha. Se pretendía reponer en el mapa a Minateda.

Hemos de recordar que el Abrigo Grande y los abrigos menores están declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo que hace de ellos un elemento primordial para el desarrollo de la comarca. Ahora es cuando debemos llevar a cabo el esfuerzo y poner a las pinturas rupestres de Minateda en su lugar, que sirva como reclamo a la vez que las conservamos y protegemos para legarlas a las generaciones futuras.

Uno de los conjuntos más ampliamente citado en la historiografía del arte levantino es el Abrigo Grande de Minateda. Desde su descubrimiento en 1914 por Juan Jiménez Llamas y su posterior publicación en 1920 por el abate Breuil ha sido un referente por el volumen de figuras conservado, por la calidad plástica de muchas de ellas y por la posibilidad de identificar distintas fases con frecuentes superposiciones entre ellas pasando de formas esquemáticas a naturalistas levantinas y volver al arte esquemático.

Los recuentos clásicos hablaban de más de cuatrocientos motivos que con las revisiones recientes pueden aproximarse a los seiscientos. Es, por tanto, uno de los conjuntos con mayor número de pictografías y superposiciones de todo el Mediterráneo.

Aunque predominan las pictografías de estilo levantino, realizadas con diversas técnicas y colores, son frecuentes los esquematismos de distintos tipos. En su friso se conservan escenas de caza, de enfrentamiento o batalla, de tipo doméstico (como una mujer que lleva a un niño de la mano), así como grandes zoomorfos como caballos, ciervos y bóvidos, y las omnipresentes cabras monteses. Todo ello debió conformar un universo simbólico extremadamente complejo que hoy podemos contemplar en la exposición que se muestra actualmente en el Aula de Cultura de Cieza.

Información y horario de la exposición

Imagen: H. Breuil, 1915. (reproducción de las pinturas del Abrigo Grande de Minateda).