Introduce un término para la búsqueda

Agenda

  • Este evento ha pasado.

IV Ciclo Internacional de Órgano

Actividades, Agenda, Conciertos, Cultura Fundación Cajamurcia 0 588

Desde el punto de vista histórico y formal es indispensable hacer distinción entre música sacra y música profana, aunque el gran musicólogo Federico Sopeña afirma con razón que la verdadera música es inseparable de lo “sublime”, por lo que –concluye—esta calificación es más bien inútil.

Es verdad que la música sacra ha ido evolucionando desde la sencillez del salmo israelita hasta la elevadísima polifonía renacentista, pasando por el inspirado canto gregoriano, y llegando hasta la cumbre del barroco, encontrando una armoniosa unidad entre la música profana y la música celebrativa litúrgica, al tratar de poner al servicio de la gloria de Dios toda la fuerza luminosa de la música.

Benedicto XVI afirma: “En la iglesia podemos escuchar a Bach o a Mozart, y en ambos percibimos de manera sorprendente lo que significa “gloria Dei”, la Gloria de Dios. Nos encontramos frente al misterio de la belleza infinita que nos hace experimentar la presencia de Dios de una manera mucho más viva y verdadera de lo que podrían hacernos sentir muchas homilías”

Pero también ha habido períodos oscuros en los que la exaltación de la subjetividad puso el virtuosismo y la habilidad artística no al servicio del todo, sino en un primer plano, afirmando su protagonismo y emancipación.

Es por ello que no toda la música, incluso la buena música, es útil para la liturgia, porque el cántico de la Iglesia procede del amor, que se cumple de forma real en el sacramento del cuerpo y la sangre de Cristo. Y “el cantar es cosa del amor” en expresión de San Agustín.

No es de extrañar que las orientaciones de la Iglesia sobre la celebración de conciertos en el templo cristiano—por fortuna tan frecuentes y desligados de la liturgia— pida que la música que amueble su espacio sagrado, sus símbolos, estructura, armonía visual y atractivo silencio, tenga esa característica al principio mencionada que unifica lo sagrado y lo profano y que la hace sublime.

Alfonso Guillamón de los Reyes
Prefecto de Música Sacra y Organista Titular de la Catedral de Murcia

 

PROGRAMA

Jueves 8 de noviembre – 20:30 h.
LORETO FERNÁNDEZ IMAZ
Organista y clavecinista donostiarra

Jueves 15 de noviembre – 20:30 h.
STEPHEN THARP
Concertista internacional, antiguo titular de la Catedral San Patricio de Nueva York

Jueves 22 de noviembre – 20:30 h.
ALFONSO SÁEZ DOCÓN
Profesor de órgano del Conservatorio Profesional de Música de Murcia

Jueves 29 de noviembre – 20:30 h.
VICENTE ROS

Catedrático de Órgano, ex director del Conservatorio Superior de Música de Valencia

Organiza
Asociación Merklin de Amigos del Órgano de la Región de Murcia- AMAORM

Patrocina
Ayuntamiento de Murcia

Coproduce
Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM)

Colaboran
ICA-Región de Murcia
Fundación CajaMurcia
Ilmo. Cabildo de la S.I. Catedral de Murcia
Universidad de Murcia
ONCE