Búsqueda global

Events

  • Este evento ha pasado.

Ante el Cristo Crucificado de Velázquez

Fundación Cajamurcia 0 553

Presentación del libro de José Antonio Molina-Niñirola Hernández

Presenta: Ignacio García García

SINOPSIS

José Luis Vallejo Marchite, poeta consagrado por la magnitud de su obra, por la calidad de sus versos y por su larga y fecunda trayectoria, en correos sucesivos escribe al autor:
“Acabo de leer a Unamuno resucitado en tus 54 sublimes sonetos. Hacía casi una eternidad que no leía versos tan bellos y tan densos. Hay que publicarlos por encima de todo…”
“Te repito, además de felicitarte, que tus versos son de una profundidad y un ritmo inigualables. A ver si tenemos suerte y vemos publicados tus increíbles y maravillosos sonetos…”
“Las lágrimas que tú has derramado al escribir los 54 sonetos han anegado mis ojos al leerlos…”
“Aunque prácticamente los tenía leídos, esta vez me han impresionado mucho más. Has conseguido una obra perfecta. Es un libro de premio…”

José Antonio Molina-Niñirola Hernández

José Antonio Molina-Niñirola Hernández nació en Murcia, España, a finales de 1949. Por sensibilidad y por educación recibida en familia, le marcó profundamente la Naturaleza desde los primeros tiempos de su vida: la contemplación de la misma en profundidad, en el silencio y la quietud. Quizás esto sea lo que le abrió la puerta a la vivencia transcendente, haciéndose su mirada más y más universal y enamorada conforme la edad se acumula.

La fe cristiana le brindó claves de lectura y de visión a la vez humanizadoras, atrevidas o transgresoras y necesarias.

Tras estudiar Magisterio y habiendo ejercido como profesor varios años, estudió Teología por exigencias suyas, interiores, en la Gregoriana de Roma (PUG), terminando estudios en la Facultad de Teología de San Vicente Ferrer en Valencia (España). Para entonces, su compromiso por los demás, desde su fe, era ya una dimensión encarnada. Le quema el ser humano, le abrasa en sus entrañas. Y descubre que los acontecimientos del Gólgota, que ocurrieron allá a las afueras de Jerusalén en el siglo I bajo el emperador Tiberio, no son ajenos a los que les sobrevienen a los seres humanos de modo continuo y por todas las latitudes.

Para ponerse más eficazmente al servicio de la vida, estudia Psicología en la Universidad de Murcia (UMU) y desde entonces se dedica apasionadamente a recorrer su particular camino que le lleva a salir de sí –sin dejar su propio centro-, a volcarse a los demás –sin disolverse-, y a surgir y desembocar continuamente en el Mar, que le sostiene.

Siempre ha estado ahí su vena poética. Siempre, desde la primera pubertad, ha escrito versos. Una cierta timidez, un cierto rubor, ha hecho que nunca sacara a la luz poema alguno… Ahora, tan tardíamente, emerge este poemario, por la fe que José Luis Vallejo Marchite, poeta eximio, despierta en él. Este poemario es el fruto en sazón de toda una vida, que encuentra su ocasión y su necesidad de mostrarse ante el Cristo de Velázquez.