Introduce un término para la búsqueda

Agenda

  • Este evento ha pasado.

Manifiesto contra el hambre

Actividades, Acto, Agenda, Aula de Cultura de Cehegín, Solidaridad fcajamurcia 0 124

Manos Unidas

Manos Unidas, la ONG de desarrollo de la Iglesia Católica Española para la promoción y el desarrollo de los países empobrecidos, celebra, en este 2019, su 60 aniversario. Sesenta años luchando contra el hambre, la pobreza, la exclusión y la falta de compromiso en la construcción de un mundo más justo y solidario.

La defensa de los derechos humanos ha formado parte de la misión de Manos Unidas desde sus inicios. 2019 es el primer año de un trienio que dedicaremos a la promoción de estos derechos para garantizar la dignidad de las personas.

Ya en 1968, las mujeres que inspiraron nuestro trabajo denunciaban el incumplimiento de los derechos humanos, pese a estar legalmente reconocidos, a través del editorial del primer boletín de ese año. En primer lugar, destacaron el derecho a vivir, es decir, el de disponer de la alimentación indispensable; el derecho al trabajo con una remuneración justa; el derecho a la instrucción y a la educación; al libre ejercicio de la religión, al descanso, a la libertad de residencia, el derecho de los seres humanos a su propia dignidad… derechos por los que Manos Unidas ha venido trabajando a fin de remediar el “Hambre de Pan, el Hambre de Cultura y el Hambre de Dios”.

A través de la Campaña “Creemos en la igualdad y en la dignidad de las personas”, queremos incidir en algunos ámbitos esenciales para alcanzar una vida digna y hacer efectivo el derecho al desarrollo. Para ello, promoveremos el derecho a la alimentación, a la educación, a la salud, al agua y el saneamiento y potenciaremos la igualdad para las mujeres. A ellas, las más pobres entre los pobres, dedicaremos una mirada especial este año.

  • En Manos Unidas apostamos por un modelo de desarrollo que descanse sobre la dignidad de las personas, de manera que, puestas en el centro, orienten todas las acciones y decisiones económicas, políticas y sociales.
  • Animamos a otras organizaciones sociales, y a las personas que nos escuchan, a que se sumen a este reto, aportando fondos, esfuerzos y compromiso.
  • Nos comprometemos a seguir transmitiendo a la sociedad mensajes que nos inviten a colaborar en el impulso de una mentalidad y unos hábitos de vida más acordes con el reparto equitativo de los bienes. Y a seguir trabajando con las comunidades a las que acompañamos en los proyectos para que conozcan sus derechos y puedan reclamarlos y disfrutarlos.
  • Y hacemos nuestras las palabras del papa Francisco en la Jornada Mundial de los Pobres. Queremos ser esas “benditas manos que se abren para acoger a los pobres y traer esperanza” y convocamos a cuantos quieran unir sus manos a las nuestras. Es un gran reto que exige una gran fe en lo humano, un compromiso coherente en el servicio a los demás y una confianza esperanzada en que un mundo más fraterno es posible.