Introduce un término para la búsqueda

noticia

LAS CLARAS EXHIBE LA COLECCIÓN GERSTENMAIER DE PINTURA

LAS CLARAS EXHIBE LA COLECCIÓN GERSTENMAIER DE PINTURA

La exposición de la Fundación Cajamurcia incluye obras de Sorolla, Zuloaga, Fortuny y otros grandes maestros de los siglos XIX y XX

La Fundación Cajamurcia organiza la exposición ‘Senderos a la Modernidad. Pintura española de los siglos XIX y XX en la colección Gerstenmaier’, que se inauguró ayer en el Centro Cultural Las Claras y permanecerá abierta al público hasta el 23 de abril. Comisariada por Marisa Oropesa y María Toral, la muestra da a conocer una selección de obras que pertenecen al coleccionista alemán, afincado en España, Hans Rudolf Gerstenmaier. Con el paso del tiempo, esta colección se ha convertido en una de las más interesantes e importantes del panorama español, con más de un centenar de pinturas europeas de diversas escuelas y procedencias.

Esta exposición la componen 77 obras de los más notorios pintores de la España de entresiglos, tales como Carlos de Haes, Darío de Regoyos, Ignacio Zuloaga, Martín Rico, Mariano Fortuny, Gutiérrez Solana, Anglada Camarasa y así hasta 30 grandes artistas entre los que se encuentra un nutrido grupo de autores levantinos como Sorolla, Francisco Domingo, Manuel Benedito y Emilio Sala.

La muestra sumerge al espectador en la extraordinaria fecundidad plástica de los artistas españoles de esa época -una de las más fructíferas de la Historia del Arte de nuestro país-, en la que orientaron sus creaciones hacia los movimientos de gran dinamismo que se producían en los países vecinos, principalmente Francia.

Las obras expuestas ayudan a entender las décadas revolucionarias que gestarían todos los ismos del siglo pasado, según explica la comisaria. A comienzos del siglo XIX los protagonistas del ámbito artístico eran los pintores neoclásicos, aunque también gozan de gran importancia los artistas ‘románticos’.

«Podemos afirmar que el siglo XIX fue una época revolucionaria para los artistas que consiguieron derribar aquellos muros impuestos por la tradición pictórica», señala Marisa Oropesa. Durante años, «el peso de la costumbre no permitió que la pintura moderna latente ocupara un lugar prominente en el panorama artístico hasta que por fin llegó el cambio. Precisamente, el público que se acerque a esta exposición podrá disfrutar de la genialidad de los maestros de la pintura española de esos años», puntualiza la comisaria.