Introduce un término para la búsqueda

noticia

Manos Unidas organiza un concierto de guitarras eléctricas, a beneficio de dos escuelas de Senegal

Manos Unidas organiza un concierto de guitarras eléctricas, a beneficio de dos escuelas de Senegal

La Fundación Cajamurcia participa en el proyecto que tiene como finalidad contribuir a la mejora de la educación en el país africano.

Manos Unidas organiza, el próximo sábado 7 de octubre, a las 17 horas, una concentración de guitarras eléctricas, en el Jardín de la Seda, con la finalidad de recaudar fondos para acometer la reparación de dos centros de enseñanza en Senegal. Los asistentes tendrán la oportunidad de interpretar, junto a ‘La banda de papá’, los temas ‘Hay poco R’n’Roll’ de Platero y tú y ‘Hard as a Rock’ de AC/DC, para lo que deberán traer su propia guitarra y su amplificador.

Tras la concentración de guitarras, tendrá lugar el concierto en directo de La banda de papá, que repasará algunos de los clásicos del rock, y del guitarrista Juan Saurín, que interpretará dos temas de su nuevo disco. Las entradas se pueden adquirir con antelación, al precio de 10 euros, en Discos Comix, junto al Teatro Circo, o el mismo día del concierto, en el Jardín de la Seda, por 12 euros.

Los beneficios de esta actividad, en la que colabora la Fundación Cajamurcia, se destinarán íntegramente a la renovación de dos escuelas de enseñanza Primaria y Secundaria, respectivamente, en Tilene, uno de los barrios más pobres de la localidad de Zinguinchor, en Senegal.

Manos Unidas encabeza el proyecto para la construcción de un tejado, en la escuela de Primaria Elisabeth Bidaut, y la reparación del centro de Secundaria Prosper Dodds, ubicados en una zona en la que se registra el mayor grado de pluviometría de todo el país. En el barrio, en el que se encuentran ambos centros educativos, Tilene, viven más de 500 familias, muchas de ellas sin empleo y con escasos recursos. La escuela, que precisa de la construcción de un tejado, cuenta con mil alumnos y el centro que se pretende reparar, con cerca de 250 estudiantes de Enseñanza Secundaria. Ambos centros fueron construidos, en colaboración con Manos Unidas, con la finalidad de mejorar la calidad de la enseñanza pública y desmasificar las aulas existentes hasta ese momento.