Introduce un término para la búsqueda

Agenda

  • Este evento ha pasado.

La Luz en la Mirada (Geografía de Murcia)

Actividades, Agenda, Cultura, Exposición fcajamurcia 0 143

Exposición de los alumnos del Taller Abierto

Los impresionistas quisieron atrapar la luz y el tiempo, y pintaron ese instante único en el que las cosas del mundo adquieren una coloración lumínica especial y distinta a la de otros instantes.

La premura del ojo y de la mano por captar lo efímero, dio origen a una pincelada suelta, etérea o densa, que dotaba a las obras de una frescura alejada de todo convencionalismo clasicista. Aunque no fueron ajenos a la ciencia del color ni a la revolución que supuso la irrupción de la fotografía, que utilizaron en ocasiones para captar ángulos inéditos y determinados efectos de luz, la impronta impresionista fue ante todo el imperio de la percepción y de la fuerza arrolladora de los sentidos; frente a la reflexión, la idea y el concepto se impuso la intensa comunión con la naturaleza y la pasión por captar la huella inestable del color sobre el mundo. Claudet Monet afirmaba: “Ahora me siento como el paisaje, puedo ser audaz e incluir todos los tonos: azul y rosa…”, “El color es mi obsesión diaria, la alegría y el tormento”. Renoir también afirmaba: “Las ideas vienen después, cuando la imagen está terminada”.

La propuesta que ha originado las obras de esta exposición planteó un análisis estilístico del Impresionismo. No hemos salido a pintar la naturaleza, pero se ha traído al taller recreándola a través de la fotografía y aplicando el concepto del color y el tratamiento de pincelada de aquellos maestros impresionistas.

Una foto, al igual que los aromas, encienden la memoria de una instantánea de tiempo, así todos los lugares representados en estas obras, forman parte de una geografía conocida, vivida y habitada desde la infancia, y es posible que la luz y el color del recuerdo halla traspasado el filtro de la foto, para también reflejarse en los lienzos de estas impecables obras que conforman esta muestra, y que son fruto del entusiasmo por la pintura y la pasión por aprender, que cada autor de estas obras lleva impreso en su sangre o donde quiera que sea.

Rosa Vivanco