Introduce un término para la búsqueda

Agenda

Homenaje a José Nicolás Almansa

Actividades, Agenda, Cultura, Exposición fcajamurcia 0 63

Comisarios: José Miguel García Cano y Francisco Caballero

José Nicolás Almansa (Agezares 1921, Guatemala 1998)

Tras realizar el bachillerato en Murcia, marcha a Valencia, después de la Guerra Civil, para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos (1941) donde se gradúa como Profesor de Dibujo (1946).

Regresa a Murcia donde realiza algunas esculturas siguiendo la tradición imaginera murciana, como su San Juan Evangelista para la iglesia de El Palmar o la Virgen de la Asunción para la iglesia de Sax (Alicante). Su primer gran éxito lo consigue en 1947 con la escultura Niños en la Biblioteca, que presentó a la Exposición Provincial de Bellas Artes de Murcia, con la que obtuvo el Premio de Escultura. Sin embargo, donde logró gran relevancia en esta primera etapa de su vida como artista, fue la realización de la Copia del Belén de Salzillo (1951) – tenía 30 años – como obsequio de un industrial murciano al entonces Jefe del Estado, General Franco. Debido al éxito, instaló su taller belenista en la carretera de El Palmar.

Sin embargo, su vida dará un giro inesperado cuando en julio de 1957 decide marchar a Guatemala de manera temporal. Lo que parecía una estancia de corta duración, se transformó en definitiva. No volvió a su Murcia natal salvo un viaje realizado entre mayo y julio de 1992. La elección de marchar a Guatemala vino motivada por el ofrecimiento de D. Juan Alberto Rosales Flores, propietario de la Librería Ortodoxa en la capital guatemalteca, de crear una sociedad dedicada a la producción de esculturas y figuras artísticas.

Pronto gana fama y prestigio y a partir de 1960 empiezan a llegar los grandes encargos, como el monumental Retablo de San Francisco El Grande (1960-1965) en Guatemala capital. Después llegarán otras obras de gran tamaño como el de la Iglesia de Belén (1986-1989) o el Retablo con motivos mayas de la nueva iglesia de Ocós La Blanca (1991-1998).

Su gran actividad creadora hizo que una gran cantidad de iglesias guatemaltecas cuenten con alguna pieza de José Nicolás Almansa. En el ámbito civil también obtendrá grandes éxitos con el Monumento a la Madre (1961-1966) o el Monumento Ecuestre del Apóstol Santiago (1971), obsequio del gobierno de España a la ciudad de Antigua. Toda su vida compaginará la escultura con la pintura y con el tiempo su arte se impregnará de la cultura indígena, Maya, asimilándolos por completo. Hecho que le proporcionará prestigio por parte de la crítica y público centroamericano, tanto en Guatemala como en El Salvador. Su éxito le llevará a exponer y difundir su obra además de Guatemala, por El Salvador, Méjico y Estados Unidos (1982-1987).

Recibió de manos del Embajador de España en Guatemala, la Cruz de Caballero de la Orden de Isabel la Católica (1973).

Fallece en 1998. Su viuda, Da Vicenta Parra Roldán, regresó a España a la muerte de su marido, dando cumplimiento a sus deseos, donó a la Universidad de Murcia (2005) una amplia muestra de escultura y pintura de José Nicolás Almansa que hoy forma parte de la colección estable del Museo de nuestra Universidad. Una selección de la misma podemos disfrutarla en esta exposición.