Introduce un término para la búsqueda

Agenda

  • Este evento ha pasado.

De dónde viene el aire

Agenda, Aula de Cultura de Lorca, Cultura, Exposición fcajamurcia 0 722

FRANCISCO CÁNOVAS PINTA ATMÓSFERAS DE COLOR
Carlos Delgado
Crítico de arte. El Punto de las Artes. Madrid.

Francisco Cánovas (Murcia,1941) experimenta en cada obra con la pasta pictórica y sus óleos revelan una vocación fuerte, un ojo atento y un irrenunciable deseo de encontrar un universo propio. Su realización está gobernada por el espíritu de una obra apasionada y por la aceptación de la frescura meditada como base de su trabajo. Esto nace de la fluidez y eficacia de su pincelada así como de la progresiva desmaterialización de las formas que poco a poco van asumiendo su propia identidad, alejándose de su referente figurativo hasta convertirse en pura pintura, en color que destierra la línea de su lado para forjar su propio discurso plástico. Francisco Cánovas concede, o al menos así lo entiende el que escribe, tanta importancia a lo representado como a lo que ha sido concienzudamente eliminado, o mejor dicho, incorporado a un proceso de depuración formal que tiene como fin último la esencialidad.  Precisamente de esta dualidad establecida entre lo representado y lo sabiamente reducido que impera en cada uno de sus trabajos nace su indiscutible autenticidad.

Sus cuadros parten de unos conceptos muy depurados y resulta revelador como el pintor busca con su mirada la estructura primigenia de las cosas resolviendo sus composiciones con una gran frescura expresiva y una enorme libertad, conseguida sin alardes ni altisonancias. En todos sus óleos, el color se aplica como manchas de materia que resultan en numerosas ocasiones las autenticas generadoras del paisaje, lo que tiene como resultado un muy inteligente ahorro de elementos expresivos. Esta forma de trabajar el color deviene generadora de un particular clima poético, en unas obras que se debaten entre una leve sugerencia figurativa y una búsqueda de la ya mencionada esencialidad, pues a Francisco Cánovas le basta una simple mancha para sugerir un mundo. Su obra destaca por la suave entonación cromática que contribuye a diluir los límites de las formas, transformando así la naturaleza en una evocación plástica de lo observado construida a partir de amplias áreas de color, contrapuestas y levemente interpenetradas entre sí, factor que aporta a sus cuadros una particular belleza.

Horario:
De lunes a viernes, de 17:30 a 20:30h.